lunes, 22 de abril de 2013

Como gerenciar modernamente un proyecto

Iniciamos afirmando que al agrotécnico no le corresponde simplemente la elaboración de proyectos, sino que estará comprometido en todo el proceso de planificación, en unas etapas con mayor participación que en otras. Bajo esta premisa, su acción gerencial será vital para lograr resultados positivos de índole profesional y para la misma empresa. Ahora bien para gerenciar modernamente un proyecto es indispensable:

v  Actuar bajo un enfoque operacional, considerando que los  aspectos técnicos de naturaleza teórica son tan importantes como aquellos de carácter práctico.
v  Entender que la empresa o finca interactúa con el medio no sólo natural, sino externo, global, o sea con su entorno.
v  Conocer que las decisiones a tomar serán de carácter estructurado, es decir sistematizadas, estudiadas, planeadas; pero también  de carácter  intuitivo. La intuición se basa en la visión futura, experiencia, valoración del riesgo y en la búsqueda del consenso que posea o genere el gerente.
   
           Supongamos que una agroindustria avícola dedicada a la producción de huevos de consumo requiere de capital para su consolidación económica. Los accionistas le solicitan elaborar un Proyecto a Mediano Plazo a fin de tramitar un préstamo con la banca pública o privada. Usted realiza un buen trabajo y lo presenta; pero enseguida expresan:
-.“Creemos que el Proyecto hasta su finalización debe estar bajo su responsabilidad, se le brindará el apoyo necesario y desde luego obtendrá la debida compensación por ello”.- ¿Qué hacer?, ¿Por dónde empezar? Tenga entonces presente, los siguientes tips:
    
1.-  Configure el equipo que trabajará en el proyecto, al cual deberá entre otras cosas: Motivar, capacitar y reforzar su compromiso de llevarlo a feliz término
2.-  Establezca un orden de prioridades y busque apoyo en gente conocedora sobre las nuevas inversiones contempladas en el proyecto
3.-  Establezca formas de control para supervisar el progreso
      3.1. Implemente un buen control directo: Revise sitios de trabajo, inspeccione depósitos de materia prima y productos, revise estándares de producción, chequeé rendimientos, pérdidas
      3.2. Controle administrativamente: Fije normas, verifique compras, registre el pago al personal, chequee ventas. Practique análisis económico-financieros
4.-  Programe y cumpla el tiempo previsto para la ejecución de las actividades
5.-  Asigne responsabilidades en tareas difíciles
6.-  Contrate bajo documento los servicios indispensables
7.-  Respete las normas de seguridad industrial

8.-  Informe a los propietarios usando técnicas de información y comunicación

viernes, 12 de abril de 2013

EL FINANCIAMIENTO AGROPECUARIO

         El financiamiento agropecuario es uno de los mecanismos de desarrollo económico más rápido y efectivo de implementar por las instituciones gubernamentales, pues se reduce a la formulación de políticas, asignación de recursos y establecimiento de un marco legal adecuado. No obstante, su aplicación siempre ha sido cuestionada por la exigencia de recaudos, prácticas corruptas o sectarias para su aprobación, extemporaneidad en la liquidación y en definitiva procedimientos lentos y engorrosos. Entre las características del financiamiento destinado al desarrollo de un proyecto agropecuario, tenemos:
     
1.        El financiamiento solicitado debe ser bien planificado
2.        Capital suficiente, es decir acorde a prioridades y necesidades
3.        Tasa preferencial de intereses calculada y publicada por el B.C.V
4.        Holgado o sea relacionado con las condiciones exigidas y el riesgo
5.        Inmediato y a tiempo
6.        Respaldo sólido en funciòn a las garantías presentadas
7.        Inversión supervisada y/o bien dirigida
8.        Recuperable en función a productividad y rentabilidad del negocio

Por otra parte, debemos tener presente que las fuentes de financiamiento de un proyecto son internas y externas, las fuentes internas muy comunes en empresas privadas, son aquellas provenientes de recursos propios resultantes de aumentos de capital, emisión de acciones o retención de utilidades. En el caso específico de las cooperativas, se originan de la emisión de certificados rotativos o de inversión.
Ahora bien, las fuentes internas de financiamiento, son escasas o muy limitadas y podemos asegurar que la posibilidad de financiar un proyecto con recursos propios, implica que la empresa o cooperativa deban generar los recursos suficientes; ello afecta la viabilidad del proyecto, pues muchas veces dichas organizaciones son incapaces de generar el volumen de recursos indispensables o no lo hacen en el momento que se requieran. La ventaja estriba, en que existe menor riesgo de insolvencia y no se ven tan presionadas en su operaciòn.

              Se entiende que deberá existir un equilibrio entre los niveles de riesgo y el costo de la fuente de financiamiento, en consecuencia aseguramos que “el costo del capital propio representa el retorno mínimo de beneficios que se puede obtener en proyectos financiados con el fin de mantener sin cambios el valor del capital propio”

              Las fuentes externas se derivan del capital solicitado a terceras personas, ya sean del sector público o privado. Cuando examinamos dichas fuentes, conseguimos que el capital proveniente de las entidades privadas, como bancos comerciales, bancos de inversión, fundaciones o créditos de proveedores; es fuertemente condicionado en garantías exigidas y plazos inmediatos. Mientras que el capital originario del sector público es de mayores montos,  y plazos; pero amarrado tradicionalmente a decisiones políticas y elementos corruptos.

              En ocasiones ocurre que un proyecto de envergadura es financiado a través de varias fuentes, todo depende de su alcance social, nivel económico, condiciones solicitadas y garantías ofrecidas; pero sobretodo de la habilidad y contactos del solicitante. N.H/Abril 13.

lunes, 1 de abril de 2013

7 PASOS PARA ELABORAR UN PROYECTO



1.- Visitar la finca o empresa para aplicar la encuesta, observar directamente, tomar fotos, valorar los bienes y averiguar sobre la inversiòn futura a realizar.
 

2.- Visitar organismos del sector público para tomar información y/o revisar estudios anteriores sobre la finca, empresa o área a planear; así como, sobre la metodología empleada por el ente financiero donde se solicitarán los recursos.
 

3.- Fijar los objetivos y metas del plan después de haber analizado debidamente criterios, aspiraciones, limitantes, etc,, con el propietario de la finca o empresa.
 

4.- Vaciar el contenido de la encuesta, la informaciòn obtenida y calculada en un modelo de diagnóstico previsto.
 

5.- Informar y discutir con el propietario, los pormenores del plan de inversiones del proyecto, a efectos de su ejecución futura.
 

6.- Diseñar el plan empezando por el cálculo de los Ingresos, Costos, Financiamiento y Anàlisis econòmico-financiero.
 

7.- Imprimir 2 ó 3 ejemplares del proyecto y diseñar una atractiva presentación en Power Point, Prezi ó Multimedia que permita explicarlo a los interesados; pero también promoverlo o defenderlo técnicamente.


Med. Vet. Néstor Hernández.

Presidente de la Cooperativa Agroturística Sucrenses







NUESTRO PRIMER VIDEOCLIP

QUERIDOS AMIGOS:  HE AQUÍ NUESTRO PRIMER VIDEOCLIP,, COOPATSUCRE,  NACIÓ LEGALMENTE EL 8 DE SEPTIEMBRE DEL 2008;  UN AÑO DESPUÉS DISE...